Entradas

el lenguaje de la lluvia

Imagen
la lluvia teje una cortina blanca entre los árboles del bosque ilumina el alimento de los pájaros y obliga a reposar hasta al más hacendoso de los seres
la lluvia habla tu idioma siempre no importa el lugar del mundo en donde estés si sos extranjero ella también
la lluvia se transforma en lágrima si mirás detrás de un vidrio su constante lamento y tenés una pena de amor
la lluvia siempre hace poesía de algo ¿notaste que es difícil  serle indiferente? sabe de tus pasiones
la lluvia es enemiga cuando sube el agua cuando ciega ojos cuando tapa rastros cuando se digna estar viva más tiempo del esperado
pero la sequía… ah, la sequía no ama la vida es sorda frente a la pasión no da más que a sí misma lo seco más seco aun y un poco más después
y es entonces cuando queremos que la lluvia teja su blanca cortina en el bosque y naufrague nuestros barcos de locura con su furia

Lo que ella quiere

Imagen
ella quiere que repare ella quiere que no rompa que arregle que amalgame
ella quiere que suavice ella quiere que releve que sonría que alegre
ella quiere que no llore ella quiere que levante que sostenga que devuelva
ella quiere que dé ella quiere que ilusione que regale que contenga
y yo reparo lo ajeno y rompo lo propio deshago, entorpezco desarmo, y lloro
levanto ilusiones mato las mías entristezco doy lo que me pertenece
no tomo si no me ofrecen no acepto regalos sin sentido contengo avalanchas y muero bajo su peso


en un punto

Imagen
todos los caminos se bifurcan
todos los caminos más allá o más acá se unen
hoy
todos los caminos conducen
a mí
a hoy
a acá






calambre

Imagen
Los acordes del día entre murmullos  Una melodía que me suena tan marrón  Una canción muda bajo mi pecho Una noche de viento tanto viento  Tanto por hacer Palabras ciegas en mi boca No me dejan dormir Oigo grillos en mis oídos  Alarmas en mi sien Todo es confuso Mis dientes tan tensos, calambres Lo veo a él y a él y a él también  Tanta gente me habla entredormida No me griten, hago lo que puedo Qué quieren de mí en esta tormenta Puedo poco, soy tan fuerte Soy tan débil, cuidame  Tanto por hacer que depende de mí  Cada vez que busco algo hermoso Algo simple y luminoso Que me ayude a decir adiós  Viene lo feo, el nudo, el dolor Todo lo oscuro que encierra cada vida Recuerdos manchando recuerdos
Lobos en vela, vengan por mí  Si no dormiré al menos espero  Ser buen alimento  Para tan sabias fieras

tarde

Imagen
y cuando eras feliz todo tenía colores pero no los veías solo reparaste cuando todo empezó a ser de uno o más tonos de gris
y cuando eras feliz tus ojos se alegraban tanto que volaban chispas a todo el que te miraba pero no las veías solo viste fuego cuando las chispas callaron
y cuando eras feliz sabías escribir sin morder penas dejar palabras en oídos y caricias en manos pero no las escuchaste ni sentiste solo abriste tus manos al ardor
ahora que mirás escuchás sentís ya no hay alegría y entonces sangrás tu dolor



truena

Imagen
Rugen los truenos anuncian algo  no sé qué, pero algo anuncian que vengan los truenos no tengo miedo tengo noche paciencia y sueños


cuando vos estabas

Imagen
Qué verdiazul era la mañana temprano cuando vos estabas qué de rocío y de hojas qué de seguras pisadas qué de sueños, qué de sueño qué verdiazul y mojada era la mañana cuando vos estabas
Qué de violeta eran las tormentas sobre el mar cuando vos estabas qué de rayos y estampidas y reírse fuerte en el agua salada qué inundación constante de truenos y abrazos de horizonte y de cielo violeta cuando vos estabas
Qué amarillo era el cielo cuando vos estabas amarillos cirros, amarillas luces amarillos vuelos y amarillos tornados amarillo el mundo entre nuestros ojos nuestros silencios cálidos y nuestras palabras qué amarillo era mi cielo cuando vos estabas
Supimos ser color supimos ser ansia supimos noches de ventanas deshojadas supimos ser niña, ser hombre, ser gente supimos canción de madrugada supimos nadar sin orillas sabiendo sin saber qué nos esperaba supimos ser semilla supimos ser todo supimos ser nada
Qué verdiazul, qué violeta, qué amarillo era el mundo cuando vos estabas.